casos reales

la-insatisfaccion-de-jose-maria   José María empezó terapia por un sentimiento de insatisfacción general que no sabía a qué atribuir. Inicialmente centramos el trabajo en su demanda. En las sesiones se entregaba a las propuestas con disposición y honestidad, sin embargo, a medida que avanzamos en su proceso fui percibiendo su dificultad para abrirse al vínculo propio de la relación terapéutica. Compartí con él mi sensación y, aunque inicialmente no lo identificó, poco a poco fue dándose cuenta de lo cerrado que estaba a las personas y cómo se  relacionaba con ellas desde el utilitarismo. Cuando J.M fue tomando conciencia de su dinámica -  aquello que hacía - pudimos empezar a explorar el origen - porqué lo hacía -. Estas son sus palabras: Mi familia apoyó y respetó mis decisiones desde niño. Siempre tuve su...
el-caso-de-ana-parte-ii  A medida que explorábamos el personaje del Pesado mi sensación era que Ana desaparecía, como si el huésped se hubiera hecho el rey de la casa. Me preguntaba quién era genuinamente ella cuando no vivia supeditada a sus normas, así que le propuse expresar con un dibujo quien era ella cuando el Pesado no estaba. Después le pedí que escribiera las palabras o sensaciones que el dibujo le sugería. Curiosidad, ganas de explorar, energía, vida, aventura, apasionada, sin miedo, libertad, alegría, serenidad. Ganas de aprender, de ver cosas nuevas. Cuando hablaba del dibujo todo su cuerpo se abría, se llenaba de energía. En este caso lo que apareció no fue un personaje sino un estado. Ella lo describe así: Si me tuviera que quedar con dos palabras elegiría Alegre y Serena. La serenidad...
el-caso-de-ana-i Todos vivimos asediados por una voz en off que valida o invalida lo que hacemos. En el caso de Ana, y después de varios meses de trabajo individual, se fue haciendo evidente que su juez interno la tenía especialmente oprimida bajo el yugo de una rígida visión del bien y del mal que no le permitía responder con espontaneidad a la vida y a los matices que cada situación guarda. Este juez le había ido ganando terreno a la AUTORA hasta dejarla casi sin voz ni mando. La primera parte del trabajo consistió en identificar a esa voz y diferenciarla de ella misma; la AUTORA. Para ello le pedí que le pusiera cuerpo y le diera un nombre. Lo llamó Pesado y lo describió así: Es como un autómata que ni piensa ni siente, sólo actúa. Su función es protegerme de que me meta en líos. Observa y...
gestalt-1Este ejercicio se realizó en un taller de gestión emocional. Tras un trabajo de interiorización y metáforas propusimos expresar plásticamente “quien eres cuando nadie te ve”. Carmen empezó con ciertas dudas, diciendo que no sabía pintar. Sin embargo realizó un trabajo sentido, de gran profundidad y belleza que ella expresa así: