Ser habitado

En las sociedades actuales Ser no es un regalo intrínseco a la vida sino una conquista que se alcanza desde el trabajo personal.

No Somos simplemente por tener un cuerpo que nos permite actuar en el mundo, hace falta además que ese vehículo esté habitado por un autor consciente. Las más veces, sin embargo, son los automatismos quienes conducen el carro"

Es difícil explicar en la brevedad de estas líneas qué hace que los automatismos tomen el control, pero siempre, absolutamente siempre tiene que ver con heridas, decepciones y carencias en nuestras necesidades. Daños recibidos a edades tan tempranas que nuestra psique tuvo que adoptar mecanismos de urgencia para seguir adelante.

A estos mecanismos los llamamos defensas y fueron absolutamente necesarias para seguir adelante en situaciones difíciles. El problema es que se fijaron como automatismos de funcionamiento usurpando el lugar del autor y siguen actuando en nosotros incluso cuando podríamos responder con recursos más genuinos.

Las defensas tienen la función de protejernos ahi donde un día nos dañaron, pero tienen el coste de alejarnos de nosotros mismos."

Cuando vivimos desde las defensas nos vamos deshabitando hasta desconocernos. Esa pérdida de nosotros mismos siempre produce algún grado de sufrimiento y es ese sufrimiento el que nos empuja y nos guía esa búsqueda Santa del Ser. Y digo Santa porque desmontar ese enredo no es solo es una cuestión emocional y psicológica sino también una cruzada espiritual en busca del alma eclipsada.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar