tiro de salida

Con este post quiero dar el tiro de salida a la sección de CONCIENCIA Y RELAJACIÓN de este blog. Mi intención en esta categoría es compartir con vosotros las propuestas y reflexiones en las que baso mis intervenciones y acompañamiento en este ámbito.

Antes que nada quiero aclarar que la relajación no consiste únicamente en ese estado en que el cuerpo queda inerte porque los músculos no ejercen tensión. Además de eso, la relajación consiste en hacer las actividades cotidianas con la cantidad necesaria de tensión, pero no con más, y en mantener una actitud de presencia y contacto con uno mismo.

Como seres humanos, todos nacemos con la capacidad de transitar de manera flexible por estados de alerta y relajación según lo que cada situación requiera de nosotros. Sin embargo, como resultado de las creencias propias de nuestra cultura que elogia el trabajo realizado desde el esfuerzo, las vivencias personales estresantes y las estructuras de carácter que construimos a partir de todo ello, lo más habitual es que nuestro organismo pierda la capacidad natural de aflojarse y comencemos a hacerlo todo con tensión excesiva: barrer, conducir, escribir, dormir…

Lo mismo ocurre con la respiración que, al igual que la tensión, es un reflejo de nuestro modo particular de actuar en el mundo. No hay, de hecho, vivencia en el cuerpo que no tenga su correlato en lo psicológico y actitudinal.

Para que el cuerpo recupere plenamente la respuesta de respiración y relajación saludable hace falta guiarlo de vuelta por ese camino olvidado, para que pueda transitarlo de manera automática y por sí mismo. También es necesario revisar las vivencias o creencias que tan a menudo nos mantienen alerta innecesariamente.

De todo esto os invito a hablar y descubrir...

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar