inteligencia emocional

volviendo-a-la-normailidad Mucho se habla en los últimos años del síndrome post vacacional, responsable de síntomas como la depresión, el insomnio, la tristeza o la apatía. Si bien en estos días encontraremos multitud de artículos con recomendaciones para hacer más llevadera la vuelta a la rutina, de lo que me gustaría hablar en este artículo es de lo que hacemos con este malestar que nos acontece precisamente cuando volvemos a nuestra normalidad. Para los que habéis leído mi manual de gestión emocional* sabréis que defiendo el valor de las emociones como la guía que nos alerta de nuestras necesidades. La ansiedad, la tristeza, el enfado, la apatía...todo lo que sentimos nos  informa de qué nos ocurre, qué necesitamos y qué nos importa. Sin las emociones no podríamos tomar decisiones acertadas para construir...
el-nino-herido Tanto si lo conocemos como si no. Tanto si se ve como si está escondido, tanto si lo acogemos como si lo rechazamos, todos tenemos en nuestro interior un niño asustado y herido. Incluso aunque llevemos años de desarrollo personal o espiritual, en todos permanece la huella del niño que fuimos; de los abusos recibidos contra nuestra necesidad de ser cuidados y arropados, de sentirnos seguros y de ser autónomos; de los traumas de nuestros padres; de las creencias irracionales de nuestra cultura… Los valores de nuestra sociedad fomentan que vivamos negando esta realidad. Cuando uno atina a ver – ni que sea de lejos - su propia fragilidad, se encuentra que no tiene referentes ni pistas de qué narices hacer con ella. Así que simplemente hace lo que a todos nos han dicho; tirar para delante...
xxxxx   La satisfacción personal está estrechamente relacionada al sentimiento de vivir una vida valiosa y con sentido. Se sabe que eso es muy subjetivo y sólo cada quien puede juzgar qué es lo que le da valor a su vida, sin tener que ir ligado a la idea  de éxito en sentido estricto. Para sentirnos satisfechos necesitamos saber qué es lo que le da valor a nuestra vida y atrevernos a apostar por ello." En mi opinión no hay mayor aspiración que la de vivir una vida con sentido, esa es la  máxima felicidad, ¿no te parece? y el único camino a ella es atrevernos a Ser lo que Somos y responder a lo que Sentimos. No es camino fácil, no. No lo  es porque las personas no aprendemos de la nada. Necesiamos referentes que nos transmitan recursos y en este caso andamos bastante faltos. A...
gestion-de-las-necesidadesResponder a nuestras necesidades es imprescindible para nuestro bien estar. Si renunciamos a ellas nuestro Ser / Organismo llama nuestra atención con diferentes mecanismos desagradables como tristeza, hambre, miedoo ansiedad, señales de alarma para avisarnos y reconducirnos hacia lo que necesitamos. Aprender a gestionar tus necesidades requiere ante todo aprender a escucharte a ti mismo, saber interpretar lo que te pasa y darte el permiso para responder a lo que quieres. Cualquier situación de la vida nos hace sentir algo; atracción, angustia, miedo, curiosidad, ilusión, etc. Nada nos deja completamente indiferentes. Todo lo que ocurre en nuestro interior es información que habla de nuestros intereses y necesidades. Lo que hacemos con esa información, lo que hacemos con lo que...
inteligencia-emocionalYa he asumido que la mayoría de orientaciones utilicen el término inteligencia emocional únicamente como una expresión biensonante, en lugar de defender las emociones como LA INTELIGENCIA que ha hecho posible la evolución y supervivencia de las especies desde mucho antes que apareciera la inteligencia racional. Ya me he acostumbrado a que las emociones, supuestamente inteligentes, sean para muchos algo a vencer y acallar,  a sustituir por sensaciones más cómodas en lugar de considerarlas como información corporalmente sentida de nuestros anhelos, carencias e intereses, con la función de orientarnos hacia decisiones adecuadas. . Pero me sigo quedando boquiabierta, y por más tiempo que pasa no lo supero, cada vez que se enfoca la inteligencia emocional como un arma de depredación social...