darse cuenta externo

Como vengo diciendo, la Gestalt distingue tres zonas a las que como un faro, enfocar a la luz de la conciencia: darse cuenta interno; darse cuenta externo; darse cuenta intermedio.

Aunque en nuestro darnos cuenta cotidiano estos se suceden casi sobreponiéndose, mi intención al delimitarlos de un modo tan rígido es justamente facilitar su diferenciación en esa rápida e interminable sucesión de estímulos.

El darse cuenta externo, sobre el que quiero hablar en este post, se refiere a todo aquello que percibimos a través de los  sentidos; lo visto, oído, olido, tocado y lo saboreado.

Mientras el mayor peligro en el darse cuenta interno es que nos pase desapercibido lo obvio, en el darse cuenta externo el error más común es confundir la realidad objetiva con lo que solo es nuestras  reaccion ante lo que percibimos"

Krishnamurti dijo en una ocasión que no vemos las cosas como son sino como somos.  Nuestra mente interpreta, analiza, recuerda compara, extrae conclusiones. Es inevitable, o prácticamente inevitable que así sea. Pero no es inevitable que sigamos confundiendo lo que es fenomenológicamente observable (oíble, tocable…), con lo que es nuestra opinión, sensación o interpretación legítima.

Articulo relacionado
Veo pienso, imagino

 

800x600 Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar