¿darse cuenta de qué?

El desarrollo de la capacidad de “darnos cuenta”, de percibir lo que pasa inadvertido, de hacer consciente lo burdo, lo obvio es uno de los pilares sobre los que se sustenta la Gestalt.  Pero, ¿de qué se supone que tenemos que “Darnos cuenta”?

La capacidad de identificar, sin juicios de valor, simplemente de observar y nombrar puede parecer, por sencilla, casi absurda. Especialmente a quien no esté familiarizado con la propuesta.

Sin embargo, es en la conciencia de lo más obvio - lo que no se esconde pero se escurre - donde podremos ganar territorio a la libertad personal. Cuantas mentiras, cuantos "debería", cuantos "no puedo" quedarían fulminados tan solo con una mirada consciente sobre el automatismo irreflexivo.

En Gestalt hablamos de 3 zonas donde poner atención.

· Darse cuenta interno  (leer más)
· Darse cuenta externo  (leer más)
· Darse cuenta intermedio

No sólo es importante atender a estas zonas, sino sobre todo diferenciarlas entre sí. Cuando se confunden ya no sabemos lo que es nuestro y lo que es del mundo, no sabemos si respondemos a lo que está ocurriendo aquí y ahora o si lo que nos ocurrió allí y entonces condiciona nuestra manera de interpretar lo presente.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar